Preparar la estructura mínima viable

Preparar la estructura mínima viable

Cuando escuchas Producto Mínimo Viable o PMV, puede surgir una cantidad infinita de dudas, lo importante es identificar las características principales y cómo trabajar con ellas, ya que muchos obvian esta parte del proceso de crear un negocio y van directo al lanzamiento del producto.

Algunas veces esto no genera ningún problema, sin embargo, en la mayoría de los casos ocurre que el público directamente lo rechaza, generando perdidas exorbitantes para el emprendedor y dejando al producto en el olvido.

¿Cuáles son las características principales del Producto Mínimo Viable?

  • Algunos expertos en el tema lo definen como el producto rápido de producir y el más económico.
  • El que puede entregarse a los clientes de la forma más rápida.
  • Básicamente el PMV es un producto de muestreo, este te sirve para medir las reacciones del público y adquirir datos.
  • Un producto modelo que te permite realizar modificaciones para que el cliente lo desee y lo necesite.

¿Cómo hacer un Producto Mínimo Viable y qué se necesita para llegar a este paso?

  • Lo primero que necesitas es encontrar un problema, recuerda que este debe afectar a una gran cantidad de la población, de esta manera poder venderlo.
  • Ahora necesitamos una solución para ese problema, puede que existan varias, pero debes identificar la mas fiable desde el punto de vista económico, tiempo de producción y capacidad de adquisición de los clientes.
  • Realizamos nuestra primera investigación, lo mejor es a través de la web, con páginas interactivas y encuestas, inclusive puedes preguntarles directamente a clientes potenciales.
  • Una vez que obtuviste los datos necesarios, debes hacer el PMV con el análisis de datos, recuerda hacerlo mediante un formato que te permita recolectar información.
  • Por último, recuerda estudiar los datos y realizar las modificaciones para lanzar otro PMV y cuando creas que está listo el producto, lanzarlo al mercado.