Diferencia entre Startups y Empresa

Diferencia entre Startups y Empresa

Una empresa es una figura jurídica que se dedica a una actividad económica con fines lucrativos. Es la vía tradicional para darle curso a la iniciativa de un grupo de personas que tenga una idea de negocio.

Sin embargo, el cambio en el mercado laboral a consecuencia de la entrada de la tecnología en las actividades económicas y en la dificultad de muchas economías de crear nuevos empleos ha ido obligando a replantear el concepto de empresas y a apostar al emprendimiento como forma de readaptación para aquellas personas de determinado perfil han pasado mucho tiempo desempleados.

¿Qué es una Startup?

Una startup es un iniciativa emprendedora con un elevado nivel de contenido tecnológico que mediante un modelo de negocio alternativo que pretende conseguir socios interesados en el negocio para consolidarse hasta conseguir venderle la iniciativa a alguien que le vea potencial de generar ingresos.

El paradigma de manejo de las empresas está cambiando. El concepto tradicional de ella, está asociado a la idea de rentabilidad. Sin embargo, una empresa puede ser rentable pero ser incapaz de generar valor, provocando al momento de su venta poca demanda de compra.

Tal situación ocurre después de muchos años en los que el dueño puede demostrar que es una fuente estable y segura de ganancias, lo que es en última instancia lo que le interesa a un inversionista.

Por otro lado, tener activos obsoletos o un software que no sea funcional para el manejo del negocio o  una alta rotación de personal, desvaloriza.

Una startup, vende un modo alterno de hacer negocios. No vende un flujo de caja si no, una idea que no se implementa por no contar con los recursos financieros suficientes, pero que puede resultar atractiva para alguien que haya emprendido en el sector tecnológico.